• Vacas Flacas, Vacas Gordas. ¿Es posible tener una empresa elástica?

    Los servicios en la nube – soluciones que nacieron desde la tecnología –  pueden impactar también en la manera de construir estrategias competitivas. No es un tema sólo para el responsable de sistemas. Nos parece importante que la dirección también aproveche las consecuencias de una empresa más elástica.

    Invitados por Amazon Web Services a un evento en Santiago de Chile, nos propusimos compartir con nuestra audiencia lo que ahí vimos. 600 personas, la mayoría “millenials”, con ganas de entender como no es necesario ser dueño de algo para conseguir un resultado. Esa es la clave de este documento. La libertad de probar, romper, volver a probar, crecer, disminuir, globalizarse todo después o mientras que el negocio ejecuta y no antes.

    Con un 24% de crecimiento interanual según los datos de Everest Group, la adopción de tecnologías de nube es importante. Y más del 86% de empresas encuestadas están de acuerdo que la nube traerá cambios significativos en su manera de ejecutar estrategias digitales.

    Global Cloud services market

    Y los proveedores se están preparando. Amazon por ejemplo ofrece su servicio de Web Services con data centers en más de 33 sitios cubriendo las principales zonas del Mundo. Y eso significa que es posible desplegar aplicaciones tan cerca del cliente como lo necesite. Con solo arrastrar el mouse.

    La Banca, los servicios Minoristas y el Gobierno son las verticales que hoy adhieren más a esta tecnología. Desde aprovechar infraestructura hasta las aplicaciones, todo se transforma en servicios. Por ejemplo, Netflix, uno de los agentes de cambio en cómo se miran películas, está basado en plataformas de Nube. Solo pagan lo que utilizan. Solo se enfocan en darle al cliente el “Para qué”. “Te ofrezco las películas que me parece son las que te van a gustar más”. El resto, cómo llega esa película, cómo se resuelve el tema seguridad, replicación y continuidad del negocio, lo resuelve la nube. Otro ejemplo es Pfizer. En momentos de precisar mayor esfuerzo computacional temporal, la nube se los ofrece en capacidad ilimitada. Se paga por el momento.

    Desde nuestro punto de vista, los conceptos de la nube son ricos y prudentes a lo largo de cualquier estrategia de negocios. ¿Cómo invertir en lo que genero valor, en el núcleo de mi negocio y tercerizar o buscar socios idóneos para lo demás? ¿Cómo empezar chico y crecer si lo necesito, pero también como decrecer cuando son tiempos de vacas flacas? Claro que muchas empresas no siempre pueden lograr esta elasticidad. Sobre todo, porque no están acostumbradas a aprovechar estructuras que se pueden convertir en servicios comunes. Por ejemplo, DHL no solo lleva paquetes de un lado al otro para personas y empresas, también resuelve problemas logísticos enteros para compañías. Se puede aprovechar toda la inversión que hicieron en infraestructura, tecnología y eficiencia operacional y tercerizar con ellos mi operación logística. Al principio puede ser que resulte más caro, pero a la larga DHL o Fedex o UPS serán más eficientes que mi propia empresa realizando tareas logísticas y si mi competidor los usara, seguramente logre mejores resultados. Hay evidencia que esto no asegura el éxito. Por ejemplo, Zappos (uno de los principales y más innovadores minoristas a través de la web de zapatos) dejo de ser exclusivo con uno de estos proveedores porque no eran tan eficientes como ellos esperaban. Ahora abrieron el juego a otros. Es bueno tener opciones. Pero Zappos nunca sería tan eficiente si no pudiera usar la elasticidad de este tipo de modelos comerciales.

    ¿Y qué sucede con la gente? ¿Cómo lograr que mi organización sea elástica? No creando jerarquías sino creando áreas de dominio. Y que esas áreas de dominio contengan lo necesario para sumar en la cadena de valor asumiendo todos los roles: responsabilidad, eficiencia, resultados, equipo. Y saber que esa “cajita” eventualmente se va a otro proveedor que tiene más especialización, mas tamaño y más foco en el tema.  Y que nos cobra por transacción.

    Y finalmente, hay un cambio importante en la necesidad de inversión en activos versus el valor para los accionistas. Por ejemplo, Amazon y Walmart, tienen los dos el mismo objetivo: vender productos diversos a clientes minoristas. Ambas empresas tienen un valor de mercado parecido. Unos 250/300 billones de dólares. Sin embargo, Walmart invirtió en activos unos 150 billones, mientras que Amazon lo hizo por 30 billones. Con 1/5 de inversión en activos se consigue (mejor) resultado que lo tradicional. Da para pensar.

    Nuestra firma apoya a empresarios que buscan hacer más elástica su empresa. Desde evaluar qué áreas se pueden tercerizar hasta ayudar con gerencias interinas que son necesarias ante procesos nuevos de mercado.  Y buscamos las soluciones e ideas en cualquier lugar del mundo. Nos inspira pensar en la solución antes que los problemas. Gracias a modelos como los de la nube, esto se hace cada día más posible.

    *Documento creado por nuestro equipo de Estrategia.

    ©MVD Consulting 2016