• ¡Oh, capitán! ¡Mi capitán!

    Por Lionel Quataert – Senior Consultant

    El 19 de enero de 2017, un poco antes de las 16h (GMT), Armel Le cleac’h cruzó victoriosamente la línea de llegada de la octava edición “Vendée Globe”, la carrera de barco de vela la más exigente del mundo una vuelta del mundo en solitario, sin asistencia, sin escala y sin motor, por supuesto…

    La primera edición de “Vendée Globe” se organizó en 1989, desde esa época el desafío implicaba que los competidores partían del canal de “Les Sables d’Olonne” en Vendée (Oeste de Francia) con la ambición de volver a este punto mismo después de pasar los 3 cabos principales del Sur del mundo (Buena Esperanza, Leeuwin y Hornos). Ese año, Titouan Lamazou era el primero en terminar lo que hoy se llama “el Everest de los mares”, después de 109 días de competición.

    En las 7 primeras ediciones, un total de 138 marinos intentaron este desafío de vida. Solo 71 lograron cruzar la línea de llagada, lo que refuerza la dificultad de la carrera.

    Hablando de su hito, después de poco más de 74 días de travesía recorriendo varios océanos del mundo, Armel Le cleac’h hizo referencia a un trinomio que siempre estuvo presente en la búsqueda de la sincronización y de simbiosis: el capitán, el barco y todos los elementos del mundo exterior.

    El Capitán tiene su historia, sus experiencias y sus afinidades. El Capitán conoce su barco y sus velas en detalle. Él sabe cómo dirigir, cuando cazar o soltar, como tomar riesgos bien calculados sin poner en peligro toda la infraestructura y su equipo (si tiene). Él toma decisiones y acciones en consecuencia. Estas decisiones y acciones dependen de todos los elementos del mundo exterior. Los vientos, las corrientes, las olas, las zonas “negras”,… El Capitán conoce el destino pero siempre tiene que pensar en la dirección que debe elegir.

    El trinomio descrito aquí puede aplicarse a ustedes,  nuestros clientes. Pasados, actuales y futuros.

    El capitán es el emprendedor/el dirigente que siempre mira adelante, con la ambición de tener nuevos éxitos. El barco es la organización que, con compromiso, ayuda a llegar al destino. También se refiere el barco a las herramientas y los procesos de la empresa, clave y siempre alineado con la organización. Estos 3 elementos se desafían y mejoran constantemente (como lo demuestra la diferencia de tiempo entre el vencedor de 1989, en 109 días, y el de 2017, en 74 días).

    El mercado, centralizando los elementos del mundo exterior, está en constante cambio, con oportunidades y amenazas que se aprovechan o mitigan. Se analiza el comportamiento de los competidores, quedando leal y respetuoso (valores clave del mundo de las velas), pero tomando posición y decisiones que mejoran su barco. Se logra que el barco se equipe de los mejores productos y servicios que se le puede ofrecer, para maximizar el potencial de éxito. Se anticipa también el contexto nacional e internacional, dando el esfuerzo que un movimiento preciso para poder aprovechar de vientos más favorables en mares cercanos o lejanos del punto de origen…

    Contrariamente a Armel le cleac’h y a todos los otros valerosos marinos del “Vendée Globe”, ustedes no están solos. En MVD Consulting, les ayudamos a conocer mejor el potencial de su barco y de los elementos del mundo exterior, en cualquier mar que estén al momento de leer estas líneas.

    El mundo y sus individuos están en constante movimiento. Desde MVD Consulting, les estimulamos a tomar decisiones y definir acciones priorizadas y estructuradas para poder aprovechar el “spark of change” e impulsar su crecimiento!

    regata

     

     

     

     

    regataiii

    Copyright © 2017