• julio 2012

    adminadmin

    Los Departamentos de Compra se mueven a offshore – América Latina ofrece soluciones especiales a través de sus Zonas Francas de Servicios

    Muchos países Latino Americanos han decidido hacer crecer los mercados de tercerización y servicios globales mediante la definición de soluciones especiales que atraigan a proveedores de BPO o servicios centrales de empresas, permitiéndoles negocios a tasas menores, inclusive en países que no  son considerados paraísos fiscales.

    Creando espacios de oficinas especiales y declarándolas “Zonas Francas de Servicio”, con regímenes especiales para impuestos y aduanas para servicios que son entregados en el exterior, han sabido activar una nueva forma de atraer inversores. La idea de Zonas Francas no es nueva y hay cientos de ellas operando en múltiples locaciones que actúan como centros logísticos. Pero agregando la oferta de servicios a estos regímenes los convierte ingeniosamente en una manera de participar de la Globalización y convirtiendo a estos países emergentes en jugadores importantes en los Servicios Globales.

    Una Zona Franca de Servicios está generalmente localizada en una mejor locación, en donde los empleados gustan trabajar y permanecer. Ellas proveen servicios generales para los empleados como cafeterías, acceso amplio a transporte público, áreas recreacionales y un ambiente seguro. Y para las empresas se convierten en avanzados parques tecnológicos con toda la conectividad de datos, sistemas de electricidad con respaldo, acondicionamiento térmico, control de acceso y otros requerimientos ya resueltos.

    Pero el factor más importante es la reducción de impuestos. En algunos casos los países proveen una exención por cierta cantidad de tiempo y requieren que las empresas operen dentro de la demarcación de la Zona Franca de Servicios. En otros casos, reducen la estructura de Impuestos Corporativos a tasas menores (por ejemplo 15%). Algunos países van un poco más allá y remueven todo tipo de impuestos mientras la empresa tenga un contrato con el operador de la Zona Franca de Servicios. Además de los ahorros en impuestos corporativos, estos regímenes generalmente ofrecen exenciones en el IVA, impuesto a la importación de bienes y permiten que empleados extranjeros trabajen en un sistema especial de Seguro Social.

    Una oficina de Compras Globales generalmente está impactada por impuesto de precios de transferencia entre las entidades legales del grupo. La metodología de cálculo de precios de transferencia y los costos asociados puede diferir de país a país. Al moverse a una Zona Franca de Servicios estableciendo un modelo de precios de transferencia bien pensado se podrán obtener ahorros significativos en impuestos. También se pueden mejorar los riesgos de cambio de moneda y flujo de caja.

    Además de mover los departamentos de compra a locaciones más rentables, la tercerización de procesos de compra muestra una tendencia creciente. Se pronostica un crecimiento del 12% durante el 2012 comparado con el año pasado. Y muchos de esos proveedores se instalan en las Zonas Francas de Servicios.

    En cualquier caso es necesario un análisis de las diferentes locaciones y aproximaciones y un cálculo detallado del caso de negocio como prerrequisito para encontrar la mejor solución para la situación particular de la empresa.

    Para mayor información por favor contacte a

    Mario Tucci

    mtucci@mvdconsulting.com

    Managing Partner