• Indicadores de calidad de gestión: la importancia de medir

    Por Sofía Otheguy

    Me atrevo a decir que lo único constante, es el cambio. Ahora bien, ¿qué causa el cambio en las organizaciones?
    La dinámica del cambio genera desafíos, muchas veces difícilmente identificables. Este dilema se convierte en una traba para las empresas recién instaladas, carentes de experiencia y muchas veces, sin un proceso de negocio establecido.
    La medición proporciona una visión objetiva a la vez que mejora la eficiencia en la gerencia y permite una planificación.

    ¿Qué medir y cómo hacerlo?

    El sistema de indicadores de gestión debe ser revisado a la par con los objetivos, estrategias y procesos de las empresas. No todos los indicadores son aplicables a todas las empresas, depende de su operativa y del sector al que pertenezca.

    Indicadores básicos de un negocio

    Se basan en 4 aspectos:

    medir

    Rentabilidad: ¿estamos siendo rentables y eficientes?

    Los indicadores de rentabilidad nos responden a qué tan bien estamos utilizando las instalaciones o que tan efectivos somos a la hora de vender. Desde mi punto de vista, conocer la productividad de los recursos humanos, definida como valor de producción conforme sobre el total de horas trabajadas es lo más importante para definir la rentabilidad. En este contexto, podemos descubrir problemas de capacitación o malas prácticas de desempeño así como dificultades de planificación.

    Por otro lado, conocer la efectividad en el uso de las instalaciones a través de ratios como ventas/capacidad instalada puede llegar a alertarnos de costos fijos muy altos o bien, instalaciones no utilizadas.

    Riesgo: ¿qué probabilidades tengo de fallar?

    Como consecuencia de la dinámica del mercado, las empresas tienen riesgos operativos y riesgos financieros principalmente. Sub dimensionar los riesgos puede costar caro a una empresa. En este sentido, identificarlos y medirlos puede dejar a la vista dificultades en el cumplimiento del plan de ventas, de producción o bien, problemas en la distribución de tareas entre los recursos.

    Competitividad: ¿cómo me posiciono frente a la competencia?

    En un mercado cada vez más cambiante y más dinámico, conocer la competencia puede significar alcanzar el éxito. Dicho esto, el ratio precio propio/precio de la competencia brinda información más allá de lo que parece: tener un precio más alto puede significar tener dificultades de negociación con proveedores, costos fijos muy altos, programas de costos mal gestionados o bien, un diferencial de calidad para ser explotado.

    Liquidez: ¿manejo bien mi efectivo?

    En este caso, la importancia de conocer la liquidez viene por el lado de que eso implica dimensionar la solvencia de la empresa. Es decir, ¿somos capaces de hacer frente a nuestras obligaciones de corto plazo? O bien, ¿estamos acumulando efectivo y está siendo poco rentable?

    Conclusiones

    Saber medir significa saber definir objetivos y prioridades, planificar con mayor certeza y seguridad y asignar recursos en relación a los niveles exigidos y a las circunstancias del momento de forma eficiente.

    Lograr datos de calidad significa lograr oportunidades de mejora.

    En MVD Consulting tenemos vasta experiencia de trabajo con emprendedores, start ups y empresas ya establecidas; es decir conocemos a fondo las problemáticas de los empresarios cualquiera sea el estadio de desarrollo.

    Por esta razón es imprescindible fijar objetivos,  poder medir sus resultados correctamente y utilizar de forma eficiente los datos que obtenemos para chequear la “salud” de su organización y poder vislumbrar certeramente su futuro.

    ©MVD Consulting 2016