• De Autoempleo a Empresario: “Cómo sentar las bases para el desarrollo de una organización”.

    Por Gabriela Bardecio – Comunicación y Marketing

    El pasado 15 de noviembre en el marco de la Semana Emprendedora Global, MVD Consulting junto con Espacio Serratosa brindaron una charla de interés para los emprendedores uruguayos, tanto del CoWork como del público en general, titulada: “7 pasos para ir de Autoempleo a Empresario”.

    Hoy en día son cada vez más los jóvenes técnicos y/o profesionales en nuestro país, que se deciden crear su propia fuente de trabajo y van tras la posibilidad de desarrollar su pasión y poder vivir de ella. En general, siempre se pasa por una etapa en que se deja un empleo dependiente seguro, a otra que la denominamos un “autoempleo”.

    El autoempleo tiene determinadas características algunas financieras (en general se acepta si la recompensa es estable) y otras de habilidades (soy capaz de ofrecer solo lo que se). La persona gestiona su trabajo que eventualmente le permiten subsistir en el corto y mediano plazo.

    Un empresario, a su vez, es una persona capaz de imaginarse – y ejecutar – soluciones que son más “grandes” que él.  Esto necesita un cambio de perspectiva en las aspiraciones y en la necesidad de crear una “hoja de ruta”, tener actividades y acciones bien planificadas.

    Si realmente se quiere tomar un rol y una actitud de empresario, entonces habrá que definir bien cuál es el negocio, qué naturaleza tiene, planificarlo y ver los diferenciales que tendrá el mismo respecto a los posibles competidores. Hay métodos y formas para trabajar estos aspectos, delinearlos y definirlos, uno de ellos es el canvas, que aconsejamos utilizar.

    Un empresario formará un equipo, implicará disciplina, definirá procesos, generará alianzas y verá cómo consigue dinero, ayudas, etc. que le permitan apalancar el negocio con dinero.

    Para esto último en Uruguay se cuentan con varias agencias (gubernamentales o no), que están dispuestas a invertir y ayudar en varios estadios de los proyectos; desde el inicio con Capital semilla, hasta aquellos que ayudan a aplicar tecnología a los procesos para alcanzar determinadas metas o incluso cuando las empresas están más maduras a buscar otros mercados internacionalizándose.

    Desde MVD Consulting siempre alentamos a nuestros clientes a utilizar estas herramientas, por ejemplo las de Uruguay XXI, ANII, etc. para hacer más cercanos los objetivos trazados.

    La ayuda se genera para aquellos que demuestren tener ideas innovadoras en negocios o procesos y que quieran agregar valor a su entorno, solo bastan con buscarla.

    Por último, los dos últimos pasos son ejecutar y crecer; para esto hay que estar enfocado, medir cada acción realizada, fallar rápido, aprender de esos errores y mejorar.
    Crear alianzas, aplicar tecnología y, por qué no, tercerizar para ampliar capacidades y/o mejorar velocidades de entrega.

    Todas estas acciones en pos de crecer; pero crecer sabiendo que hay que estar incómodo con el estado “normal”, sabiendo que el “dolor” es bueno, probando otras fórmulas de organización y por sobre todo sabiendo que no se está solo.
    Hay mucha gente que tiene los mismos sueños de realización y de los cuales se puede aprender, trabajar en conjunto y nutrirse dentro de la comunidad.

    En MVD Consulting apoyamos a nuestra comunidad, asociándonos e intercambiando información y contenidos con otras. Entendemos que es en el intercambio de ideas que se generan sinergias que son beneficiosas para todo el ecosistema emprendedor.

    En los próximos meses y durante 2017, continuaremos con estas charlas en distintos CoWorks, instituciones y asociaciones, tanto de Montevideo como del interior del Uruguay, con el afán de llegar a más gente a través del conocimiento y ampliar nuestra comunidad, la comunidad MVD Consulting.

     

    ©MVD Consulting 2016