• agosto 2012

    adminadmin

    Brasil quiere mas profesionales extranjeros – tiempo para repensar la tercerización ¿?

    Hace unos días un artículo de Reuters (http://goo.gl/i6zvi) comentó sobre la disponibilidad de talentos en Brasil. Con alta demanda por el crecimiento interno, la próxima Copa Mundial de fútbol y luego los Juegos Olímpicos, Brasil tiene problemas – y costos crecientes – para satisfacer las demandas.

    Esto se parece a un problema típico de globalización. La poca disponibilidad de personas no es el principal problema. Conseguir la persona correcta es el problema. Brasil es la sexta economía del mundo. Ha logrado transformaciones y capacidades impresionantes: usted puede volar en un avión fabricado en Brasil, llenar su automóvil con combustible de uno de los operadores petroleros más productivos del mundo, tomar una cerveza refrescante de una de las proveedoras más grandes del mundo o comerse una hamburguesa en una empresa de capitales de riesgo brasileros (si, eso es Burger King). Todo esto requiere talentos muy especiales. Talentos Globales.

    Brasil produce alrededor de 250.000 ingenieros al año. Eso es casi la misma cantidad que se matriculan en los Estados Unidos. Pero el grado de “conversión” hacia trabajos productivos y modernos es muy bajo. De hecho el artículo menciona que se necesitan aún 20.000 ingenieros extra para satisfacer la demanda. Y encima, más de 70.000 personas migraron hacia Brasil el año pasado.

    Pero nosotros pensamos que esto no es sólo un problema de personas. El problema es como Brasil realmente abraza la Globalización.

    Por ejemplo, si una empresa quiere entregar servicios desde otro país a Brasil, una gran parte de su facturación, alrededor del 30% será retenido como impuestos. Esta medida es claramente para proteger la industria local y deja afuera a muchos proveedores globales excelentes. Como comparación, los Estados Unidos retiene alrededor del 10%, al igual que Argentina o Uruguay. Esto causa que los precios locales en Brasil suban, afecta su capacidad de innovación y limita una sana competencia.

    A su vez, los proveedores de Servicio brasileros tienen desafíos importantes para exportar desde su propio país. El crecimiento del tipo de cambio (aunque ahora en un período de corrección), la no disponibilidad de personas, el poco manejo del Inglés y mucha competencia domestica por talentos frente a usuarios finales hace que estas empresas deban repensar la manera de operar. Es por eso que se observa a las más grandes como Stefanini y CPM Brasil probando centros de servicio en otros países para expandir sus habilidades de entrega. Pero esto no resuelve los problemas en casa.

    Nos gustaría ver menos barreras de entrada para aceptar servicios offshore. Pensamos también que sería útil que mas Brasileros aprendan inglés y otras lenguas. Si todo esto ocurre, no sólo Brasil se hará más barato y competitivo, sino que también ayudará a toda la región Latinoamericana a crecer en conjunto.

    La “Inmigración Virtual” es algo que se puede implementar muy rápido. Reduzcan la retención de impuestos, muévanla a niveles cercanos al 10% y dejen que la competencia global haga a Brasil mucho mas competitivo. El mundo esta listo para “tercerizar” a Brasil.